¿Tiene algo qué decir el cristiano al arte? Reflexiones sobre la relación entre forma y contenido

Javier Aranguren

Resumen


A menudo se entiende la obra de arte como una dimensión más de la "diversión" que necesita el ser humano. El autor sostiene que el sentido de la obra es más profundo: procurar que lo infinito se desvele en la finitud de un determinado objeto. En este sentido, toda obra de arte es un fracaso o el anuncio de la esperanza de un encuentro más intenso. Dicho encuentro se da de un modo especial en la noción cristiana de encarnación, y desde esa perspectiva sólo es posible caer en la cuenta de las posibilidades del arte con la presencia de lo cristiano.


Texto completo:

PDF




 

 

 

Indexada en: Redalyc, EBSCO-Fuente Académica, Ulrich's, DOAJGoogle AcadémicoDialnetLatindex (catálogo)HELA


Correo electrónico: pensamiento.cultura@unisabana.edu.co
Canje: canje.biblioteca@unisabana.edu.co