Documento sin título

POEMAS

Leonor Carrasquilla Castello, La Maga*

* Reconocida poeta colombiana. Pertenece al p.e.n. Internacional, Capítulo de Colombia, a.w.a. en usa y a la Unión de Escritores de América, UNEDA. (llamagapoesia@hotmail.com).

 

Tribu de Benjamín

Los talismanes de los hombros levantados
de la tribu de Benjamín
Benjamín quiere decir
“hijo de la mano derecha”
esta tribu
la bárbara
la terrible
la nómada
la rebelde
la decapitada por las otras once tribus
de Israel
sus augustos príncipes
sus dragones
sus fauces
las sentencias de su génesis genial
en su sangre la redención de los cuervos
el apóstol Pablo era descendiente
de la tribu de Benjamín
Romanos once uno dice
“porque también soy israelita descendiente de Abraham de la tribu de Benjamín”
estos santos antepasados
de la tribu de Benjamín
estos patriarcas
hacen resplandecer
el cetro y la dignidad
a través de las edades
y de las edades de la primavera
que se confunden con la tierra
y se funden con los vientos
y que rescatan
de la piel del abismo
los cantos de las estrellas.

 

“Poemas a la muerte”

Su mar para la guerra


La muerte corta el aire
como una pasajera de a pie
su cabriola
sus soldados
su mar para la guerra
sin lujos en la libreta
con su escritura de humo
en carrusel
la muerte en un instante
sin razón de ser
su despecho
su disfrute
su paseo
con bastón de guayacán.


Su mano irregular

La muerte volcada
sobre su destino
escogió en el quirófano
su maniquí
la muerte calva
su peluca
su trenza
en uva
en hora buena
el temblor de su masa
su teatro de cartón
su mano irregular
la que siempre gana
la muerte libre y cerebral
se desgrana en el alba de la vida
sin alma y sin cristal
la muerte pegada a su cuerpo
a la deriva
hondea su condena
en el retén de la noche
para siempre pasar por el amor.

 

Tu bolero

Tu viaje sin regreso
tu bolero
tu murciélago de ojo bizco
tú, única muchacha
con corazón de tiempo.

 

Tus muñecos de moho

Pasas revista cada día
te mantienes sin el amor
no consultas con el faro
sin árboles está tu vereda
eres la luz sin la luz
castillo aéreo sin espacio
le embargas la memoria
al pensamiento
de alfa hasta omega
te registras, en las mil flores.
no hay ruegos
que te hagan escuchar
ahí estás
tu que destiñes el destino
con tu oficio matinal
que nunca das limosnas
sin oír, voy a sondear
las cabezas de tu paz.

 

Tu bochinche en cada pétalo

La pionera
estás apenas despojándote
el guante
me deshojas me desoyes
me quemas con tu fiebre de metal
tu bochinche en cada pétalo
bailando fox
mejoras tu paso
cuando marchas
como pavo real.

 

La del bocado en danza permanente

Tus uñas excelentemente arregladas
para dejar huella
siempre
la que saca partido
a toda hora
la de las mil caras andariegas
la del bocado en danza permanente
tú el pararrayo
que no ampara a nadie
así de fácil
tú que frenas en seco
el devenir de la vida
que nunca estás mal de la vista
que arrestas los pensamientos
a la inmortalidad
que posees trompos de sol
monjes de tierra
fija el horario
para despachar a tiempo la luz.

 

Su carro entre sus dientes absolutos

La muerte en ciernes
la pesada muerte en flor
arrebatada
como cuando el espíritu
de los santos
es llevado por Dios
su humo
entre sus antebrazos
su carro
entre sus dientes absolutos
sin ropa
sofocada como el sol
desplegada como la bandera
más inmensa
la desparramada muerte
¿cómo poderte alcanzar?
tu correa en la muerte de los pobres
en el pasillo de tu corazón
tu cuchilla
para hacer doler el amor
tú que te vuelcas
sobre tu mesada
que es más ancha que la mar
tú la dictada
por diferentes espíritus
la que le da la vida a los genios
y las gracias por vivir
tu cola tu collar
tu calvero
tu temblor
tu masa
tus canecas
para ocupar la libertad.

 

Enfermedad mental

En la unidad móvil
del dolor amor
se montaron las enfermas
del rubí en la luna
esta enfermedad
no pasará
a la historia
mientras la luz manche
las decisiones de la sombra.

 

Sueños

Las potestades del reposo
caminan como los sueños
que van a Dios
caminan también
en el retroceso cumbre de la salud
como los cuerpos que van
a las tumbas de su flor.

 

Pecho de ángel

Diecisiete minutos
entre tus brazos
hacen que yo espíe
el retozo de tus hombros
trashumante pecho de ángel
las palmas de tus manos
con la fuerza del sol
sobre mi piel.

 

Viajera de mi corazón

Te sueño poesía
como la copa al agua
como la sombra a la luz
porque eres mi salvación
mi ángel
mi guante de protección
eres fuerte
como el cuerpo de Dios
inseparable viajera de mi corazón.

 

En la cintura de la luna

Los andamios de los sueños
sus perchas
su desfile en la cintura de la luna.

 

Piel

En el zaguán de tu alma
me instalaré en tu piel.

 

Libertad

Dame tu amor
para que lleguen a su luz
los pliegos de la libertad.

 

A María de las estrellas

“Sobre todo si ya se ha ido, sobre todo si ya no está”.
Juan Manuel Roca

Estoy huérfana
la orfandad es cosa seria
después de la muerte en vida
hay lucha posible
es una discriminación del olvido
como si estuviera asilada volando
en un planeta que nunca
ha existido
es un sufrir que a veces canta
una mueca sin sonrisa
el desvarío en el paso
del payaso
la dominación de un juego negro
sobre todo cuando uno
es huérfano
de la hija que se convirtió
en estrella.

 

El silencio del mar

Cierra tu armario para que los fantasmas
no pongan tus objetos en otro lugar
con la misma frecuencia
con que las palomas
cambian sus corazones de acero
por las hojas del silencio del mar.

 

Los textos del fuego

Los textos del fuego
donde Dios colora
los afectos inmolados.

 

El juego al espejo

Nuestros rotundos ángeles subterráneos
nos sobrepasan a nosotros mismos
en la celebración del desposamiento
de todos los días
que va mas allá de la vida
y del juego
y del juego al espejo
que lo abarca todo.





 

 

 

Indexada en: Redalyc, EBSCO-Fuente Académica, Ulrich's, DOAJGoogle AcadémicoDialnetLatindex (catálogo)HELA


Correo electrónico: pensamiento.cultura@unisabana.edu.co
Canje: canje.biblioteca@unisabana.edu.co